CIUDADANISMO

C's de Castelldefels

La Copa está a rebosar… de amargura-Fernando Blazquez, www.alternativaciudadana.es (15/5/2009)

No nos puede ya extrañar a los españoles de Cataluña lo que ayer en la noche sucedió en Mestalla. Estamos ya acostumbrados a que los insultos, las imprecaciones los gritos y hasta las agresiones físicas y materiales caigan sobre nosotros o nuestros bienes, por eso una pitada no nos conmueve. Forma parte del repertorio con el que nos obsequia el nacionalismo. Ayer fue un episodio más, descarado si, ofensivo para símbolos respetados, también, pero no mayor. Ocurrió que el nacionalismo se alió con el hooliganismo en una bien instrumentada escenografía montada por un nacionalismo bien engrasado por el dinero público a través de ves-a-saber-que subvención para la defensa de la lengua y la cultura catalana. El hooligalismo es un fenómeno futbolístico y nace y se agota en ese ámbito. El nacionalismo lo utiliza y lo trasciende y es en ese contexto donde debemos extraer algunas conclusiones.

El Barça es mes que un club. Alguien puede alegar error al interpretar el slogan. Esta bien claro. No es una entidad deportiva, es o se irroga la representatividad de Cataluña ante propios y adversarios aunque para ello se sirva de mercenarios, todo vale. Sucede que ahora desvergonzadamente ya, tutela el nacionalismo independentista más cerril, tirando de su hinchada para estos fines aprovechándose de la dificultad de diferenciar en esta masa crítica quien es afín, templado o contrario a las directrices del nacionalismo impuesto por los dirigentes del club. .- Lleno el estadio, meto presión pseudodeportiva y cuando este calentita la masa, pues ala, una bandera, por aquí una pancarta por allá, la Tele que no pierde plano y todos por la independencia. Cualquiera se escapa ya. Te ha atrapado el barcelonacionalindependentismo. Tonto el que no salte. La torcida barcelonista se nutre en gran medida de personal joven al que se le han inculcado principios en los que España se reputa de estado opresor. Cataluña es una nación y otros del mismo jaez, transmitidos por unos cuadros docentes que adoctrinados en las madrasas universitarias han ido sustituyendo a los que por hastío, la diáspora o la edad han ido abandonando la docencia. ¿Quien entregó la educación al nacionalismo?La tradicional miopía de los políticos y medios de comunicación de ámbito estatal que no tienen pajolera idea de lo que se cuece en esta región y han entregado a los nacionalistas todas las parcelas de poder, confiando en un inexistente pedigre democrático.

El que no se consuela es por que no quiere. En las olimpiadas del 92 ya nos obsequió en nacionalismo con otra pitada, pero ello no impidió que luego fuera la bandera y el himno de España los que con alegría de todos acompañara en el podio. No, si fuerza ya tenemos, lo que pasa es que no nos atrevemos a usarla.

1.174 Lecturas Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Lun, 18 mayo 2009 » Política Española, Resumen de Prensa